Sunday, January 1, 2006

Hamas rompe la tregua


El nuevo año ha comenzado con tensión en Oriente Medio tras anunciar las facciones armadas palestinas la ruptura de su tregua con Israel. Dos milicianos palestinos muertos por disparos israelíes y un ataque al club de la ONU en Gaza han puesto en alerta a los cuerpos de seguridad.

El primer incidente del año se registró en el club que sirve al personal de la ONU en Gaza, donde irrumpieron desconocidos armados, aparentemente de una organización islámica, colocaron dos cargas explosivas y causaron daños en el bar y el techo del establecimiento después de los festejos de año nuevo.

La fragilidad en el estado de la seguridad en la franja de Gaza, que coincide con un álgido momento político, a menos de un mes de las elecciones legislativas palestinas, afecta también a funcionarios y voluntarios de la comunidad internacional mientras se recrudecen las disputas internas entre las facciones palestinas y los efectivos policiales del Gobierno del presidente Mahmud Abás.

Los milicianos maniataron al guardián del club de la ONU y explosionaron el bar, el único lugar de la franja de Gaza donde se sirve bebidas alcohólicas, prohibidas por el Corán a los musulmanes.

Las 13 facciones de la resistencia palestina, que desde enero del año pasado respetaban un "período de calma" pactada con el presidente palestino, Mahmud Abás, y con la mediación de Egipto, anunciaron el sábado que ese acuerdo "llegó a su fin".

Esto significa que no se limitarán, según el pacto, a represalias por las operaciones del Ejército israelí. Ahora tomarán también la iniciativa, lo que hace prever una intensificación de la violencia.

Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), había logrado ese pacto con la mediación de Egipto, para impulsar las negociaciones con Israel, cuyo primer ministro, Ariel Sharón, lo condiciona a que "antes desarme a los terroristas". Esas negociaciones, actualmente bloqueadas, deben concluir con la creación de un Estado palestino y un tratado general de paz.

Disparos israelíes

El Ejército israelí, por su parte, arrestó durante el fin de semana a 16 activistas en Cisjordania, la mayoría de la Yihad Islámica, que cuentan con la asistencia financiera de Irán, según Israel.

Anoche dos palestinos resultaron muertos y uno herido grave por disparos de los carros de combate israelíes apostados en la frontera norte de Gaza. Según testigos presenciales y de las fuerzas de seguridad palestinas, los tres habían lanzado un cohete de fabricación casera antes de ser alcanzados por los proyectiles del Ejército israelí.

Lo que no dice EL MUNDO es que otro palestino estaba preparando un ataque suicida a una fiesta infantil en Hannukah.

El terrorista suicida que asesinó a un oficial de las Fuerzas Armas de Israel y a 2 palestinos en un control fronterizo cerca de Tulkarm el jueves estaba presuntamente planeando suicidarse en uno de los muchos eventos infantiles que tienen lugar en Tel Aviv por la semana en que se celebra la fiesta de Hannukah, según dijeron fuentes del ejército. Si el terrorista no hubiera sido parado en el control, el ataque hubiera sido mucho más mortífero, según las fuentes. El oficial muerto es Lt. Ori Binamo, 21, de Nesher. De los palestinos muertos, uno era el taxista y otro, se cree el guía del terrorista. El IDF piensa que la Jihad Islámica es la responsable de este ataque (lo ha sido de las muertes de 26 israelíes el año pasado, incluido los atentados suicidas dentro de Israel.
Según los especialistas en explosivos, el cinturón del terrorista tenía más de 10 kilos de explosivos junto con clavos y trozos de hierro para hacerlo más mortífero.
Por último, Hamas intenta instituir la jizya para los cristianos en Palestina:

El plan general de Hamas también incluye la imposición de un impuesto especial, llamado al-jeziya, sobre todos los residentes no-musulmanes en los territorios palestinos. Este impuesto revive los que se han aplicado durante la historia islámica a los dhimmi, los ciudadanos cristianos y judíos. Así lo reconoce Masalmeh, el líder del contingente de Hamas en el consejo municipal de Belén: “Nosotros en Hamas intentamos imponer este impuesto algún día. Lo decimos abiertamente - nosotros damos la bienvenida a todos a Palestina pero sólo si aceptan vivir bajo nuestras reglas.”
Le falta un pequeño detalle: añadir reglas RELIGIOSAS ISLÁMICAS.

Pobre ciudad de Belén en manos de estos cafres.

No comments:

Post a Comment